Tendencias científicas

Tendencias científicas: Descubierto un planeta gigante no contemplado en los modelos de formación planetaria

Un equipo internacional de científicos ha quedado sorprendido con el descubrimiento de un planeta gaseoso masivo, porque por sus características no encaja en ningún modelo conocido.

Según la revista «Science», un equipo de astrónomos dirigido desde España descubrió por casualidad un exoplaneta similar a Júpiter denominado GJ 5312b que orbita alrededor de una enana roja situada a unos treinta años luz de la Tierra. La estrella GJ 3512 tiene un tamaño diez veces inferior al del Sol, y la masa del exoplaneta es la mitad de la de Júpiter. El equipo de astrónomos no se esperaba que una estrella tan diminuta pudiera acoger en su órbita a un planeta gigante. De hecho cabe plantearse si lo que se sabe hasta ahora sobre formación planetaria es correcto o no.

El caso sorprendente de un gigante gaseoso orbitando alrededor de una estrella pequeña

En la investigación se describe un comportamiento inusual de la enana roja, esto es, una velocidad mayor de la normal. Esto hizo pensar que tenía un acompañante de gran tamaño. El hallazgo pone en entredicho la idea ampliamente aceptada de que los planetas se forman por acreción de un núcleo. En ella se teoriza que los planetas se forman a partir de partículas pequeñas que convergen por gravedad atrayendo partículas cada vez mayores hacia un objeto que acaba siendo masivo. El exoplaneta estudiado probablemente se formó cuando un disco inestable en torno a la estrella diminuta se dividió y formó aglomeraciones.

«Sí, una sorpresa absoluta», declaró a «Reuters» Juan Carlos Morales, autor principal y astrofísico en el Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña (IEEC) del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE-CSIC). «El descubrimiento fue sorprendente porque los modelos teóricos de formación apuntan a que las estrellas de masa baja suelen contar con planetas pequeños similares a la Tierra o neptunos pequeños. En este caso hemos descubierto un planeta gaseoso gigante similar a Júpiter en torno a una estrella muy pequeña».

«Emiten menos energía, por lo que son más tenues que el Sol, y su temperatura superficial es relativamente fría, de aproximadamente menos de 3 800 [grados] Kelvin [6 380 Fahrenheit/3 527 Celsius]. Por esta razón muestran un color rojizo» comentó el Dr. morales para explicar las enanas rojas.

Un replanteamiento de cómo se forman los planetas

«En torno a este tipo de estrellas deberían haber solo planetas del tamaño de la Tierra o algo más masivos que las supertierras», comentó a la «BBC» Christoph Mordasini, profesor en la Universidad de Berna (Suiza). «Sin embargo, GJ 5312b es un planeta gigante con una masa cerca de la mitad de la de Júpiter, y por tanto un orden de magnitud más masivo que los planetas predichos por los modelos teóricos con los que se describen estas estrellas tan pequeñas».

En palabras de Hubert Klahr del Instituto Max Planck de Astronomía (Alemania) y coautor del estudio: «Hasta ahora los únicos planetas cuya formación era compatible con inestabilidades de disco eran un puñado de planetas jóvenes, calientes y muy masivos muy alejados de sus estrellas anfitrionas». El doctor Klahr añadió: «En el caso de GJ 5312b disponemos de un planeta candidato extraordinario que podría haber surgido de una inestabilidad en el disco de una estrella con muy poca masa. El descubrimiento nos invita a replantear los modelos vigentes».

Los astrónomos continuarán estudiando los datos ya que hay indicios de un segundo planeta en la órbita de esta estrella diminuta. También estudian unas trescientas enanas rojas adicionales en busca de nuevos emparejamientos extraños.


Comentarios
Privacy Policy